Fumar un sólo cigarrillo al día aumenta riesgo de ACV

Un estudio publicado en la “British Medical Journal” indicó que sólo un cigarrillo al día es suficiente para aumentar el riesgo de padecer un Accidente Cerebrovascular o de enfermedad cardiaca. El riesgo es la mitad de fumar 20 cigarrillos, aproximadamente, ¡Y con sólo uno diario!

Los investigadores descubrieron que los hombres que fumaban un cigarrillo diario tenían un 41% del exceso de riesgo de ACV y un 46% del exceso de riesgo de enfermedad cardiaca asociado con fumar 20 cigarrillos por día. Por otra parte, en el caso de las mujeres  que fumaban un cigarrillo diario, ellas tenían un 34% del riesgo de ACV y un 31% del exceso de riesgo de enfermedad cardiaca, en modelo comparativo asociado con fumar 20 cigarrillos por día.

Los invitamos a dejar de fumar y a salvarse del ACV.

Consejos de la OMS para cuidarse del ACV

Hasta un 80% de los Accidentes Cerebrovasculares se pueden prevenir. Aquí algunos consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)* para cuidarse del #ACV: 

Consuma una dieta sana. Una dieta equilibrada es fundamental para la salud del corazón y del sistema vascular. Se recomienda consumir abundantes frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescado y legumbres, y poca sal y azúcar. El alcohol debe consumirse con moderación.

Haga ejercicio regularmente. Al menos 30 minutos diarios de actividad física ayudan a mantener el sistema cardiovascular en forma. Al menos 60 minutos casi todos los días de la semana ayudan a mantener un peso normal.

Evite el consumo de tabaco. El tabaco daña gravemente la salud, independientemente de cómo se consuma (cigarrillos, cigarros, pipa o tabaco para mascar). La exposición pasiva al humo del tabaco también es peligrosa. Lo bueno es que el riesgo de infarto de miocardio y AVC empieza a disminuir inmediatamente después de dejar de consumir productos del tabaco y se puede reducir a la mitad en tan solo un año.

Verifique y controle su riesgo cardiovascular. Un importante aspecto de la prevención de los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares es el tratamiento y asesoramiento de los pacientes con alto riesgo (aquellos con un riesgo cardiovascular a los 10 años igual o superior al 30%) y la reducción de este. Los profesionales sanitarios pueden estimar su riesgo cardiovascular con gráficas simples y darle los consejos apropiados para reducir sus factores de riesgo.

Mídase la tensión arterial: la hipertensión suele ser asintomática, pero es una de las principales causas de infarto de miocardio o accidentes cerebrovasculares. Mídase la tensión arterial, y si está elevada tendrá que cambiar su estilo de vida, aumentando el ejercicio físico y cambiando a una dieta con menos sal; también es posible que necesite medicación para controlarla.

Mídase los lípidos en la sangre: El aumento del colesterol en la sangre incrementa el riesgo de infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares. El control del colesterol en la sangre requiere una dieta saludable y, si fuera necesario, medicamentos apropiados.

Mídase el azúcar en la sangre: El exceso de azúcar en la sangre (diabetes) aumenta el riesgo de infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares. Si padece diabetes, para reducir dicho riesgo es muy importante que se controle la tensión arterial y el azúcar en la sangre.

 

*Consejos y texto de OMS

Descubren 22 nuevos factores de riesgo para un ACV

La investigación desarrollada por Megastroke, y publicada en la revista “Nature Genetics”, mostrando que el Accidente Cerebrovascular  (ACV) tiene influencias genéticas compartidas con varias afecciones cardiovasculares como la presión arterial, la enfermedad arterial coronaria  o el tromboembolismo venoso, entre otras. Esta conclusión se pudo lograr tras estudiar el ADN de más de 520.000 personas, de las cuales 67.000 habían sufrido (ACV).

Por otra parte, en la observación del estudio se identificaron en total 32 regiones genómicas independientes que mostraron asociación con el Accidente Cerebrovascular, dos tercios de ellas nuevas (las 22 que encontró el estudio), lo que es relevante ya que anteriormente no había constancia de su relación con esta urgencia.

La importancia de esta investigación radica en que al conocerse estos nuevos hallazgos genéticos se proporcionan nuevas pistas para tratar el Accidente Cerebrovascular y abriendo también más posibilidades a su prevención y tratamiento.

El estudio fue elaborado por miembros del consorcio Megastroke y la investigación estuvo dirigida por profesionales españoles del Hospital Del Mar del  centro Vall d’Hebron.

 

¿Conoces los tipos de ACV?

Sabemos que el Accidente Cerebrovascular es la segunda causa de muerte en el mundo y en nuestro país es la primera. También estamos conscientes que es una emergencia médica y que existen varios factores de riesgo asociados a ésta. Pero, ¿sabemos cómo diferenciar los tipos de ACV?

Existen dos tipos de Accidente Cerebrovascular. Aquí una pequeña ayuda:

ACV Isquémico: Se presenta cuando se interrumpe el suministro de sangre hacia el cerebro, lo que daña las células cerebrales y empiezan a morir. El accidente cerebrovascular isquémico se puede producir de dos formas distintas:

•Trombosis arterial: Cuando se forma un coágulo de sangre (trombo) en un vaso sanguíneo que suministra sangre a su cerebro y se bloquea dicho suministro.

•Embolia cerebral: Cuando un coágulo de sangre que se formó en algún otro lado de su cuerpo (émbolo), se desplaza hacia su cerebro y bloquea el suministro de sangre.

 

ACV Hemorrágico: Se presenta se produce hemorragia en el cerebro.

 

En Chile, la mayoría de los ACv son de tipo Isquémico.

Recuerden cuidarse.

#SálvateDelACV